All-Star Fruit Racing: Análisis (PC)

Por iRe
Ene 8th, 2019
3 Comentarios

Hoy me siento a escribir sobre All-Star Fruit Racing, un juego de carreras muy mimado a nivel artístico que es inevitable comparar con Mario Kart por más que sus desarrolladores, el equipo italiano 3DClouds, hayan sabido distinguirlo de él con una mecánica de potenciadores nunca antes vista.

Te invito a conocer mejor este peculiar juego disponible en PS4, Xbox One y Switch además de PC (versión que he jugado yo, con el mando de Xbox conectado al equipo), que bien podría ser la versión sana del juego Sugar Rush de Rompe Ralph.

Así es All-Star Fruit Racing

All-Star Fruit Racing es un juego de karts 100% arcade al que es posible jugar sin conexión u online, aunque yo no haya podido probar el modo online por falta de jugadores. Sus partidas son rápidas y fluidas, y en las pantallas de carga sus creadores nos cuentan curiosidades de las frutas protagonistas (la sandía, el kiwi, la fresa…).

Entre derrape y derrape en busca del turbo, en las pistas de All-Star Fruit Racing (21 repartidas en 4 mundos que hacen referencia a las estaciones del año, y 1 con escenarios especiales) recogerás burbujas de fruta que irán llenando los 4 tanques situados en la parte inferior derecha de la pantalla. También burbujas especiales capaces de llenar los cuatro tanques al mismo tiempo.

Cada tanque lleno te brindará un poder especial que podrás lanzar o mantener almacenado, para combinar con uno o todos los tanques y crear un poder aún más potente: el “poder mega-juice”. Cada uno de los 22 personajes del juego (más de la mitad a desbloquear) tiene un “poder mega-juice” especial, que se muestra en vídeo en el menú de selección de personaje.

Respecto a los ataques que Anny, Falth y el resto de conductores (no todo son mujeres en el contenido desbloqueable) lanzan a sus adversarios, son bastante variopintos: desde la clásica ralentización mediante un camino de enredaderas hasta el lanzamiento de una destructiva piña.

Y tal y como puedes apreciar en las imágenes, este colorido título tiene dos tipos de cámara y en ninguna de ella se pierden elementos. Minimapa, tanques de zumo y marcador están siempre presentes en la competición.

Por otro lado sus modos de juego son: Carrera (normal o personalizada), Torneo rápido o personalizado y Time Attack (mi favorito, en el que los últimos de la carrera van siendo eliminados por segundos). Todos ellos son entretenidos, aunque ha de tener más gracia competir con amigos que con la IA (que a mi juicio lo pone sumamente fácil).

Una vez acabada una carrera puedes comenzar otra de inmediato con la opción “Ir a la siguiente carrera“, aunque para escoger pistas debes optar por uno de los modos personalizados.

Y hablando de la personalización, otro punto a favor de All-Star Fruit Racing es la opción de modificar el kart; en el Garaje puedes cambiar su tipo y color de ruedas, llantas, parachoques delantero… ¡hay más de 32.000 combinaciones! Y es quizá en este apartado donde más se aprecian sus grandes errores de traducción.

Como es lógico, conforme vayas ganando carreras y torneos irás consiguiendo los personajes, objetos y circuitos que All-Star Fruit Racing tiene bloqueados (más de 60 ítems).

Conclusión

Mi voto es un sí. No es fácil crear un juego de este tipo que destaque, y el resultado es bastante bueno para el modesto presupuesto de sus creadores.

Mi nota: 6/10 👍

Probablemente sea más disfrutable en Nintendo Switch, teniendo en cuenta su modo multijugador local que divide la pantalla hasta en 4 jugadores (en la versión de este título para Switch no hay multijugador online, de hecho). Aún así, si te gustan los karts y los juegos arcade, aprovecha alguna oferta para añadirlo a tu biblioteca de Steam y darle una oportunidad 😉

Enlace: All-Star Fruit Racing en Steam.

Sobre mí

- He aquí la mamá de ADN Friki :) Adicta al mundo Web. Más sobre mi en el apartado sobre mí o Google+.

3 comentarios

  • Bienvenido sea un juego de este tipo (y más en PC), donde el género no se prodiga demasiado. Por lo que he podido apreciar al ver el trailer es que el juego graficamente es vistoso (y no sólo me recuerda a la película Rompe Ralph, también, por ciertos aspectos, al Shadow Warrior), y es también un punto a favor que beban del todopoderoso Mario Kart (Diddy Kong Racing, Crash Team Racing o Sonic All Stars Racing) en cuanto a mecánica jugable, pues gana muchos enteros a la hora jugar. Es una pena que no hayas podido probar el juego online, ya que es donde realmente radica la duración del mismo (es decir, si te anima a jugar más de una partida), pero ojalá la desarrolladora pueda mimar este apartado para ofrecer al jugador una experiencia única al ser este un juego de carreras muy "dulce" :-p y que, a buen seguro, en Switch tendría un potencial enorme. Me ha llamado la atención su apartado de personalización, es algo que no muchos de su género suelen prestar mucha atención y que le da ese toque de originalidad. Si que es difícil dar con la tecla adecuada para que un juego de estas características destaque (más si el trono es difícil de arrebatar al fontanero italiano y a su séquito de personajes), pero se agradece el que se hayan atrevido a ser un juego más de ese selecto club que son los juegos de karts y de carreras. ¡Saludos!
  • En el copado panorama actual de los juegos de conducción, se agradece ver títulos como este que se alejan de la simulación y el realismo a favor de ofrecer un estilo más arcade y sencillo como los de toda la vida ( Crash team racing, asphalt etc...). A priori, parece un título sencillo pero que ofrece de una complejidad en cuanto a entornos y vehículos bastante cuidada, para tratarse de un juego de corte cartoon. Sin duda un título a tener en cuenta, si disfrutaste de juegos como mario kart crash team racing. A pesar de ello, el hecho de que no cuente con multijugador online en su versión para switch  parece un punto bastante negativo. Más aun, cuando la mayoría de los juegos de este tipo son ports de su versión para xbox o playstation y comparten servidores, pero aun así, parece ser un juego a tener en cuenta sin duda!
  • Me encanta la estética de este juego y sobretodo los escenarios. Es difícil encontrar propuestas con un arte cuidado que no se vayan a los mismos estilos de siempre.