Chorizos de España (y olé): Jugando a ser corruptos

Por iRe
Abr 6th, 2013
1 Comentario

chorizos de españa¿Alguna vez has jugado a un juego en tu Android que te hiciera reír desde su pantalla inicial? Si bien el tema al que hace referencia no hace gracia alguna, su música, el aspecto de sus personajes y algún que otro detalle como la silueta del toro de Osborne, sí.

El título – que no podía tener un nombre mejor que Chorizos de España – ha sido desarrollado por un pequeño estudio español llamado Ravalmatic, que ha prometido introducir al mismo nuevos presuntos corruptos o mangantes como Fabra o Urdangarín, pues por el momento solo podemos jugar en la piel de Bárcenas.

Así es la pantalla de selección de personaje:

barcenas chorizos de españaSeleccionado el corrupto (ignoremos la ausencia de la “p” en la imagen :P) vemos un mapa con una serie de candados. ¿Nuestro objetivo? Llevar a Suiza toda nuestra fortuna.

Para ello hemos de recorrer varios paisajes asociados a la corrupción (aeropuertos cerrados, hospitales vacíos…) en un vehículo que nos ayuda a llevar el dinero al sobre, que tendrá que contener determinada cantidad antes de que el tiempos se agote.

El nivel de la siguiente captura, por ejemplo, se supera si logramos evadir 2.200.000 euros. Y ojo, no es nada fácil; de no controlar bien el camión, se nos pueden ir cayendo billetes.

chorizos de españa androidNo solo destaca por su humor satírico, sino también por lo logrado que está su aspecto gráfico. No obstante, si alguna pega he de sacarle es que la física del vehículo no es demasiado real.

En definitiva Chorizos de España cumple sin duda su cometido, que es hacer reír a todo aquel que se anime a jugarlo. De momento, a juzgar por las opiniones de susu usuarios, está gustando y mucho.

Descarga: Chorizos de España

Sobre mí

- He aquí la mamá de ADN Friki :) Adicta al mundo Web. Más sobre mi en el apartado sobre mí o Google+. En resumen adoro las letras y tengo unos cuantos blogs. Empecé trabajando para otros en Internet y un día me dije a mi misma: "¿Por qué no hacerlo para mi?". En eso estoy desde el año 2011.

Un comentario